Introducción

En las épocas de Windows Vista, llegó un nuevo concepto al Explorador de Windows, que permitía crear un tipo de carpeta para agrupar una búsqueda guardada y verla siempre desde un lugar centralizado. El flamante Windows 7, basado en este concepto de ubicación central, introdujo lo que hasta hoy conocemos como Bibliotecas.

 

Existen 4 Bibliotecas predeterminadas en Windows 7 y Windows 8: Documentos, Imágenes, Música y Videos. Por supuesto, hacen referencia a las ubicaciones físicas de estas carpetas existentes durante casi toda la vida de Windows; el cambio ahora, es que una Biblioteca puede contener varias ubicaciones a carpetas físicas, no solo la que Windows trae predeterminadamente. En este orden de ideas, podemos tener nuestra carpeta en una ubicación de red, o en otra unidad dentro de nuestro equipo, y llamarla desde la Biblioteca. De esta forma, nos podríamos asegurar incluso de nunca borrar la ubicación verdadera solo por borrar la Biblioteca. Nosotros podemos además crear Bibliotecas personalizadas desde el Explorador de Windows.

Escribí un post hace un buen tiempo detallando todo el comportamiento de las Bibliotecas en Windows 7, que variaron muy poco para Windows 8; lo pueden ver aquí.

A pesar de que las Bibliotecas se comportan muy bien, en entornos empresariales, he visto muchos casos en que desean ocultarlas para el usuario, de tal forma que esté “obligado” a guardar su contenido en rutas específicas de red, o particiones locales que se le hayan dispuesto previamente al momento de entregarle la máquina con su imagen y usuario corporativo.

Existen muchas formas en la web para ocultar, o desaparecer permanentemente las Bibliotecas del usuario; sin embargo, la mayoría contienen edición no soportada del Registro de Windows, y al hacer esto, no solo una empresa se podría quedar sin soporte, sino que además pueden haber características y aplicaciones propias de Windows, que requieran utilizar o referenciar alguna Biblioteca para su correcto funcionamiento. Por esta, y otras razones, es recomendable no llegar a tal extremo. Lo que sí podemos hacer, es ocultar la visualización de estas Bibliotecas, todo de una forma soportada. Esto es precisamente lo que pasaré a explicar en el resto del artículo.

Ocultando las Bibliotecas desde Línea de Comandos

Para ocultar una Biblioteca de usuario, se debe modificar el Archivo de Descripción de la Biblioteca (Library Description File), que se basa en un XML utilizado para definir la Biblioteca al crearse. Esto incluye una gran cantidad de características, como el icono, la ubicación, e incluso si debe estar anclado a la barra de tareas. Pueden ver más sobre el Esquema de los Archivos de Descripción de las Bibliotecas en el sitio web de TechNet.

Los archivos de descripción tienen una extensión .library-ms, y están ubicados en: %appdata%\Microsoft\Windows\Libraries.

Para establecer el atributo de Oculto, para alguna, o todas las Bibliotecas, debemos recurrir a la herramienta de línea de comandos Attrib, incluida en Windows. Para proceder, debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Desde la Pantalla o Menú de Inicio (Dependiendo del sistema en que estén), buscar el Símbolo del Sistema (CMD) y ejecutarlo con privilegios elevados (Clic derecho, Ejecutar como administrador).
  2. Digitar: cd %appdata%\Microsoft\Windows\Libraries para ir a la ubicación de las Bibliotecas por usuario:
    L1
     
  3. Desde el Símbolo del sistema, debemos ejecutar el siguiente comando referenciando a la Biblioteca deseada: Attrib +h <Biblioteca>.library-ms

Donde <Biblioteca>, es el nombre interno de la Biblioteca que deseamos ocultar. Por ejemplo, si deseamos ocultar la de Documentos, sería: Attrib +h Documents.library-ms

Las demás se llaman: Music.Library-ms, Videos.library-ms, Pictures.library-ms.

En este caso, yo oculté Videos, Documentos y Música:

L2

4. Una vez ocultas, debemos reiniciar el sistema para que tenga efecto:

L3

*Nota: Si después de reiniciar, deseamos quitar el atributo, falta con ejecutar el mismo comando, pero cambiar “+h” por “-h” y reiniciar.

*Importante: Esto solo ocultará las Bibliotecas desde el Explorador de Windows, más no las quitará u ocultará físicamente, por lo que una aplicación, o el mismo usuario, podría navegar hasta C:\Usuarios y ver todos los directorios físicos.

Checho.
Twitt me.