Imprimir
Categoría: Artículos y Tutoriales

Introducción

Desde Windows Vista, como he comentado en otros artículos, el concepto y funcionamiento de ‘Ingeniería de Imagen’ e implementación, ha cambiado drásticamente. Con Windows XP, era necesario disponer de una imagen corporativa para cada modelo de máquina, ya que se mantenía adherido al hardware, esto provocaba construir toda una imagen entera no solo por esta razón, sino porque además, para integrarle nuevas aplicaciones, controladores o actualizaciones, se debía montar y realizar el proceso nuevamente.

A parte de simplificar esto en Windows Vista y Windows 7, se ha ido mejorando notablemente, y esto por supuesto, para las empresas de tecnología que tienen ambientes robustos de máquinas cliente, es una razón más que suficiente para abandonar el viejo y descontinuado XP. En Windows 8 hay más y mejores cambios referentes a implementación en general, desde el funcionamiento de la imagen, hasta las herramientas que se disponen para trabajar con ellas.

Nota: Recordemos que una imagen, en conceptos básicos, es un archivo que está comprimido en una extensión .WIM (Desde Windows Vista en adelante), y que contiene todo el sistema operativo, es por esto que suele ser el archivo más pesado, entre otras, desde Windows Vista, estas imágenes comparten los mismos recursos para poder disponer de varias ediciones dentro del mismo archivo, sin necesidad de crecer mucho en tamaño.

A pesar de poder disponer de varias imágenes de forma predeterminada en la imagen, hay algo importante que se debe tener en cuenta, y es que dependiendo de la arquitectura (32 ó 64 bits), suelen estar separadas las imágenes en distintos medios, es decir, uno que contiene las de 32 y otro que contiene las de 64 bits. El código de producto que le damos durante la instalación, determina cuál edición debe instalar, aunque esto se puede personalizar con un Archivo de Autorespuesta, por ejemplo.

Lo que haremos en este artículo, es básicamente sacar provecho de la eficiencia de las imágenes de Windows, y juntar en una sola ambas versiones, 32 y 64 bits, para disponer de un solo medio, pero poder hacer la instalación de acuerdo a la necesidad que presente la máquina.
Aunque este proceso no es nuevo, ni en Vista, ni en Windows 7, la herramienta que se utiliza ahora es DISM, que irá remplazando al pronto descontinuado ImageX, aunque todavía ambas se encuentran incluidas en el ADK.

Requisitos

Para crear esta imagen, necesitaremos:

-          El medio de instalación para ambas arquitecturas, es decir, uno que contenga los archivos de Windows 8 a 32 bits, y otro que tenga los de 64 bits.

-          El ADK para Windows 8, que pueden descargar e instalar desde aquí: http://www.microsoft.com/en-us/download/details.aspx?id=30652

-          Un equipo técnico con Windows 8 (Puede ser alguna versión inferior), donde se instale el ADK, y se prepare la imagen.

-          Un equipo, o máquina virtual donde se pueda probar la instalación de cualquiera de las dos arquitecturas, desde la imagen única que se prepare.


Nota:
Para el proceso, no es estrictamente necesario tener instalado el ADK, puesto que el sistema operativo tiene embebido el DISM, pero el ADK presenta siempre la última versión, además de herramientas adicionales para crear la imagen .ISO, por ejemplo.


Exportando la imagen.

Lo primero que tenemos que hacer, es copiar todos los archivos de instalación de ambos medios de instalación a dos carpetas locales, por ejemplo, para este artículo, yo copié todos los archivos de Windows 8 x86 en una carpeta llamada ‘81’ en la unidad ‘H:’, y los archivos de Windows 8 x64 en una llamada ‘82’ dentro de la misma unidad. En este orden de ideas, haré alusión a estos durante todo el contenido, pero cada uno los deberá remplazar por su propia ubicación.

El proceso consiste básicamente en exportar la imagen que corresponda a la edición desde un .WIM (Cualquiera de los dos), e importarla al otro; en cada imagen, Windows puede reconocer sus características, o la cantidad de ediciones que tiene (Con sus respectivas características), con unos metadatos internos que varias herramientas del ADK, o incluso PowerShell pueden leer, en una imagen de Windows 8, que contiene a su vez Windows 8 Pro, es necesario determinar el índice, o el nombre de la edición, para saber cuál es la que exportaremos.

En los archivos predeterminados de la instalación de Windows, la imagen está en el directorio: \Sources\install.wim, para saber la información de las ediciones que éste contiene, debemos ejecutar el Deployment and Imaging Tools Environment (DISM) desde la Pantalla de Inicio y correr el siguiente comando:

Dism /Get-WimInfo /WimFile:<DirWim1>

Donde <DirWim1>, es la ubicación de la imagen que contiene cualquiera de las dos arqutiecturas, por ejemplo, para este artículo, utilaré la que está en la carpeta de ‘81’, referente a la de 32 bits, por lo que el comando sería:

Dism /Get-WimInfo /WimFile:H:\81\Sources\install.wim

 DISM2

Debemos referenciar el índice que tenga o el nombre, ya que serán los que se utilizarán para exportar la imagen, en este caso, como estoy utilizando una imagen de Windows 8 Enterprise, sólo contiene una edición, con índice: 1.

Conociendo esta información, bastará con exportarla a la segunda imagen, en este caso, la que está dentro de la carpeta ‘82’, que tiene todo lo correspondiente a Windows 8 x64. Podemos exportar tanto de 32 a 64 bits, como de 64 a 32 bits.

Para exportar la imagen, debemos ejecutar desde la Consola de DISM:

Dism /Export-Image /SourceImageFile:<DirWim1> /SourceIndex:<Index> /DestinationImageFile<DirWim2>

Donde <DirWim1> representa la imagen que desde donde se exportará la edición, <Index> el índice que referencia a esta imagen, y <DirWim2> la imagen en la que se importará la edición.

En mi caso, que exportaré la edición de Windows 8 Enterprise con índice 1, ubicada en la carpeta de ‘81’, a la imagen de Windows 8 Enterprise x64, que está en el directorio de ‘82’, en la misma unidad ‘H:’, el comando sería:

Dism /Export-Image /SourceImageFile:H:\81\Sources\install.wim /SourceIndex:1 /DestinationImageFile:H:\82\Sources\install.wim

 DISM3

Una vez termine de exportar, basta con utilizar la misma bandera de /Get-WimInfo para asegurarnos que la segunda imagen tenga las dos arquitecturas indexadas:

 DISM4

 

Nota: Se puede obtener más detalle en la información, si se utiliza el /Name o /Index al final del comando.

Todo está listo, una vez la imagen tenga las dos arquitecturas, puede que notemos un pequeño cambio en el tamaño, pero será mínimo, y lo que sigue ahora, es crear nuevamente la imagen .ISO que se pueda arrancar desde un DVD por ejemplo para instalar cualquiera de las dos versiones.

Para esto, desde la Consola de DISM, ejecutamos:

Oscdimg –b<DirWim2>\Boot\Etfsboot.com –u2 –h <DirWim2> <DirISO>\Win83264.iso

Donde <DirWim2> es el directorio donde está la imagen en la que se le importó la versión con diferente arquitectura, y <DirISO>, es una ubicación donde deseemos guardar la nueva imagen .ISO que llamamos en este caso: Win83264.iso (Pueden cambiar el nombre).

Para mi caso, sería:

Oscdimg –bH:\82\Boot\Etfsboot.com –u2 –h H:\82 H:\Win83264.iso

 DISM5

¡Todo listo! Basta con grabar la ISO en un DVD, o preparar un dispositivo USB, arrancar la máquina que se dispuso con él, y si todo salió bien, deberíamos poder escoger entre cuál versión, dependiendo de la arquitectura, instalar:

 DISM1

Espero les sea de utilidad, como siempre, cualquier comentario es bienvenido.

Checho.

Visto: 22538