Imprimir
Categoría: Resolucion de Problemas

En este artículo se presenta un consejo para cuando, tras intentar reparar un sistema XP y esta reparación falla por cualquier motivo, nos encontramos con que el sistema intenta la reparación una y otra vez fallando sucesivamente. No podemos arrancar nuestro sistema XP (que quizá anteriormente a la reparación era capaz de iniciarse correctamente).

 

CONSEJO

 

 

Si se encuentra en la situación descrita en el párrafo anterior, y su sistema era capaz de arrancar correctamente antes de la reinstalación, intente recuperar una versión anterior del Registro de Windows siguiendo los pasos de este artículo de Microsoft:

 

 

Cómo recuperar un Registro dañado que impide que Windows XP se inicie

 

 

Nota: Siga cuidadosamente todos los pasos del artículo, cada uno de ellos es importante ya que se intenta asegurar la consistencia del sistema operativo tras restaurar unos ficheros del Registro anteriores.

 

 

MÁS INFORMACIÓN

 

 

Si durante una reparación de XP nos encontramos con que la máquina se cuelga durante alguna fase de la misma (es posible que la reinstalación se haga muy lentamente, deje un tiempo prudencial antes de dictaminar que ésta se ha "congelado"), podemos hacer uso de la combinación de teclas Shift (Mayúsculas) + F10 para abrir una ventana de línea de comandos. Si desde ella tecleamos devmgmt.msc y pulsamos Intro, accederemos al Administrador de dispositivos, que nos dará la opción de deshabilitar algún dispositivo que pueda estar dando problemas (y ocasionando el cuelgue durante la reparación). Reinicie el sistema a continuación y compruebe si la reparación de Windows concluye satisfactoriamente.

 

 

 

 

Nota: No deshabilite un dispositivo esencial para el sistema (como una controladora de disco, por ejemplo).

 

 

 

Por último, trate de reiniciar la reparación pero con el menor número de dispositivos conectados (especialmente USB).

 

 

Daniel Martín, 2005

 

 

Revisión: 1.3 (28 de enero de 2006)

Visto: 13349