Hay veces que hacemos cambios en el escritorio pero puede sernos útil que tras dichos cambios, y al reiniciar, el sistema no los guarde.

Para ello, Inicio>Ejecutar y escribir regedit. Navegar hasta la clave

[
 HKEY_CURRENT_USER\Software\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Policies\Explorer]

y pinchar sobre ella. Ver si en la parte derecha del editor de registro aparece un valor llamado NoSaveSettings. Si es así, click con el botón derecho del ratón sobre él y elegir "Modificar" y darle el valor 1. Si no es así, click derecho sobre una parte libre del panel del editor de registro, elegir Nuevo > Valor Binario. Darle el nombre NoSaveSettings y una vez creado, click derecho sobre él, elegir Modificar y darle el valor anteriormente dicho 1.
Con eso conseguiremos que Windows 98 no guarde los cambios realizados en el escritorio.
NOTA: este tip no sirve para Windows XP.

Con la descarga de este script desde nuestro repositorio podrás llevar a cabo lo cambios precisos de forma automática.